Cinesiterapia

Aunque el masaje es la técnica que se suele asociar más a la Fisioterapia, si hay algo que es realmente su esencia es la cinesiterapia, es decir, la terapia o tratamiento mediante el uso del movimiento.

La cinesiterapia es el grupo de técnicas de Fisioterapia que se basan en emplear el movimiento como medida para mejorar la salud o recuperarse de una lesión o disfunción. Por lo tanto la cinesiterapia son aquellas movilizaciones que realice un paciente bajo indicación del fisioterapeuta, o con ayuda de este, pues hay varios tipos de cinesiterapia:

Cinesiterapia activa: Los ejercicios activos se dividen en, asistidos, libres y resistidos. Los asistidos, son los que se realizan con la ayuda del fisioterapeuta o por medios mecánicos que disminuyen o evitan la acción de la gravedad o el roce del segmento en movimiento. Permiten que el paciente realice movimientos que no podría realizar sin su ayuda, suplementan, pues, el esfuerzo voluntario cuando hay un déficit de potencia muscular. Muchas veces serán los únicos movimientos activos posibles a causa de la debilidad muscular existente. La asistencia puede realizarse en todo el arco del movimiento o sólo en una parte del mismo. El sistema más preciso para realizar los movimientos asistidos es la ayuda normal del fisioterapeuta, quien puede graduar en todo momento la asistencia requerida y vigilar la acción de los músculos. Pueden utilizarse también sistemas que eliminan la gravedad o que disminuyen el roce: así existen el sistema de poleas, el plano deslizante, aparatos de suspensión y piscina. Los movimientos activos libres consisten en contracciones musculares realizadas sin ayuda ni resistencia. Son los comprendidos en los sistemas de gimnasia sueca y sus variantes, con toda su gama de movimientos, para conseguir la recuperación funcional muscular y articular, siendo preciso seguir un orden adecuado y una sistemática conveniente graduando los movimientos y aumentándolos progresivamente, con ellos se mejora la resistencia del músculo a la fatiga. Los movimientos contra resistencia son los realizados por el individuo de forma volun taria oponiéndose una fuerza extraña que ofrece una resistencia. 

Cinesiterapia pasiva: Se produce por una fuerza externa sin que el paciente ayude ni ofrezca resistencia voluntaria. La fuerza puede ser ejercida por el fisioterapeuta por medios mecánicos o por la acción de la gravedad. Indudablemente los ejercicios activos han relegado a los movimientos pasivos, sin embargo éstos tienen unas indicaciones precisas e insustituibles en su aplicación sobre articulaciones con una movilidad normal o sobre articulaciones con una movilidad limitada.  

 


Compártelo

Más Técnicas

Contacto - Cita previa